Rudy Mostaceros advierte contra la “pedagogía del error”

La universidad debe transformar actual modelo de enseñanza de la lengua  

El cada vez más numeroso inventario de dificultades de escritura que se registra entre los estudiantes del sistema educativo del país ha encendido la alarma entre los investigadores relacionados con la enseñanza de  la lengua española. El lingüista y profesor universitario Rudy Mostaceros cree que la educación está en crisis y sólo un cambio que se geste a nivel institucional con el compromiso de los docentes podrá conducir a que los ciudadanos se formen como usuarios competentes de su idioma materno.

La enseñanza de la lengua española y, en particular, de la escritura en Venezuela atraviesan por una situación crítica que es necesario transformar. El actual modelo de formación del lenguaje ha influido negativamente en todo el sistema educativo lo que ha conducido a egresar estudiantes con numerosos problemas en su desempeño como productores de textos. En este escenario, la universidad es la primera institución llamada a asumir  un cambio real en la pedagogía, un cambio capaz de expandir su efecto reformador a los restantes niveles.

Estas fueron las ideas centrales de la conferencia que el destacado lingüística y profesor universitario Rudy Mostaceros presentó en la Universidad de Los Andes como parte del V Curso de Escritura Académica, actividad organizada por la Maestría en Lectura y Escritura y la Especialización en Promoción de la Lectura de la mencionada casa de estudios superiores.

El especialista sostiene que, por largo tiempo, la “pedagogía del error” se ha incrustado en el sistema educativo del país y lo ha sometido a un esquema anquilosado y fragmentado que en nada ayuda a preparar al alumnado para aprender a lo largo de la vida y para actuar autónomamente en la sociedad. Ese modelo tradicional –explica-- se caracteriza por su excesivo énfasis  en los aspectos superficiales del texto como la ortografía, la puntuación, la acentuación, a coherencia y la cohesión; por exigir un aprendizaje centrado en la memorización de reglas y por penalizar el “error” al punto de convertir a los docentes en jueces y a los estudiantes en sujetos incriminados.

Adicionalmente, bajo la “pedagogía del error” las tareas de escritura no se acompañan ni se supervisan, la escritura se convierte en un simple objeto de evaluación que se utiliza para “decir el conocimiento”, pero no para asumir una postura crítica frente a él. El profesor agrega que este enfoque sólo se interesa por la adecuación a la gramática, no requiere la realización de borradores intermedios de los textos y no se plantea situaciones reales de producción con destinatarios ciertos. Como consecuencia –dice el especialista—los estudiantes no aprenden a escribir, fracasan en la escuela y llegan incluso a desertar del sistema.   

En virtud de que este modelo de enseñanza tradicional de la lengua no ha resultado efectivo ni favorable para los estudiantes, como así lo demuestran numerosos estudios en el país,  el profesor Mostacero cree que en el campo educativo debe gestarse una profunda transformación. Tal transformación –agrega--deberá conducir los esfuerzos a consolidar un modelo innovador que se inspire en el movimiento “Escribir a través del curriculum”, una forma distinta de enseñar que prevalece en las universidades anglosajonas, australianas y canadienses, la cual rescata el valor social de la escritura y su importancia para la construcción y expansión del conocimiento.

Mostacero explica que “el modelo innovador” interpreta el problema escritural como una relación entre competencias  y dificultades pero donde la competencia o la incompetencia dependen de complejidades cognitivas, textuales,  pragmáticas y discursivas, que se manifiestan desde que un niño comienza a trazar sus primeras letras hasta el trabajo del experto que extrema la corrección de algún escrito. Ya no es la gramática ni el código lo único que importa sino también, y con mayor peso,  la especificidad discursiva, la complejidad cognitiva, la variedad de géneros y textos que son nuevos y que no son enseñados actualmente ni  en el bachillerato ni en la universidad.

Los programas de escritura de las universidades norteamericanas constituyen verdaderas intervenciones de acción pedagógica, a juicio del lingüista.  “La idea es adaptar los estándares de aplicación del país al modelo anglosajón. Y dicha adaptación deberá iniciarse en la universidad, porque la universidad es el único foco donde llegan más rápidamente las innovaciones en el campo de la lengua, de la psicología, la pedagogía y desde allí se puede expandir este efecto transformador a los restantes niveles”, finaliza explicando. \Prensa Maestría en Lectura y Escritura. CNP.13.995.

Foto 2.JPG

1.- Profesores y estudiantes de distintas universidades del país se reunieron en el V Curso de Escritura Académica. Foto: MLE.

2.- El profesor Mostacero ha inventariado 157 dificultades escriturales que poseen los estudiantes venezolanos en todos los niveles. Foto: MLE.

3.- Rudy Mostacero está convencido de que si es posible mejorar la educación cambiando el modelo con el cual se enseña la lengua española.  Foto: MLE.

Foto 33.jpg