El devenir de la historia patria marcó hasta la llegada de los andinos al poder un proceso político de marchas y control, marchas de un militarismo lleno de glorias deliberante y de arraigo popular, convertido en prepotente caudillismo, y donde la continua amenaza y presencia de la asonada, golpe de estado o guerra civil, y su consecuentes convulsiones internas y tiranías y subsiguientes así como las inquietudes y desesperanzas sociales, producto de la satisfacción popular entre otras definían el panorama de nuestra patria.

Lo anterior se constituyó en bandera o causa para Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez, derrocar al gobierno de Ignacio Andrade (1898-1899) quien había asumido el poder a la sombra procera de Crespo, pero no había logrado armonizar al país, ni satisfacer las necesidades del pueblo venezolano.

Entonces aparece la revolución restauradora, dirigida, orientada y llevada a feliz término por Cipriano castro y Juan Vicente Gómez, cuyos principio de remonta al 23 de mayo de 1899 y después de duras marchas y batallas a través de los andes y estados del centro, entra triunfante a Caracas.

De estas batallas es preciso ser justo reconocimiento a una de ellas que la historia ni los historiadores se han preocupado por describirla, se trata de la batalla desarrollada en el páramo El Zumbador junto al cruce de los caminos reales muy cerca del rodeo, la cual se convirtió en una batalla decisiva para el posterior.

Triunfo definitivo de los restauradores, pues de haber sido desarrollado allí Castro, como lo dijo el General Morales en El Cobre, la historia seria otra, no era para menos, los comentarios de este prestigioso militar de escuela formado en Francia y con una clara visión de la estrategia de la guerra y de la de Cipriano Castro conocía y manejaba muy bien, por ello son restarle importancia a la batalla de cordero, a la cual el General López Contreras le da mucha importancia y a la vez que le hace muy poca referencia a la Batalla del Zumbador, quitándole méritos y olvidando el carácter estratégico que la misma presentó para el triunfo de la Revolución.

Trascurría el mes de julio de 1899 cuando los hombres del Táchira fueron sacudidos y en cierta forma sorprendidos por una revolución que prometía un nuevo ideal, nuevos hombres y nuevos procedimientos para dirigir la convulsionada Venezuela.

1 - 2
Páramo El Zumbador